Qué son las Esencias Florales

Los concentrados florales son soluciones acuosas de tintura madre, conservadas con coñac, que contienen la energía de flores silvestres no venenosas.

Como es sabido, la salud mental, la salud emocional y la salud física son manifestaciones en diferentes planos del estado de bienestar global del individuo en su mundo, y la enfermedad suele ser una manifestación de emociones y necesidades reprimidas o en desequilibrio, cuya desatención conduce inicialmente al malestar emocional y mental, para terminar por manifestarse en el cuerpo. El Dr. Bach, pionero en el estudio y divulgación del uso de las Esencias Florales, llegó a conocer bien esta dinámica de la enfermedad, tanto que llegó a tratar y curar a sus pacientes sólo con Terapia Floral y ayuda psicológica.

Esencias Florales "El Serbal"
Esencias Florales “El Serbal”

La Terapia Floral permite solucionar paulatinamente y de manera natural los bloqueos existentes en el plano psíquico. Dichos bloqueos, en el ámbito de la energía, consisten en una alteración en las frecuencias de vibración armónica del campo electromagnético humano que no permite el fluir natural de la energía y las emociones. Las esencias florales contienen “patrones de frecuencia armónica” capaces de hacer resonar con ellos a los patrones en desarmonía, restaurando de este modo la pérdida de frecuencia correcta, lo que conlleva alivio o cese de la emoción alterada. El organismo, en armonía vibratoria, puede entonces poner en marcha sus procesos de autorregulación curativa.

El cambio en la resonancia energética estimula la consciencia en los procesos de conocimiento de uno mismo, por lo que la Terapia Floral se emplea como valioso ayudante de la Psicoterapia, y también como profilaxis psíquica contra recaídas y posibles enfermedades físicas futuras, puesto que desaparecen las condiciones energéticas que sustentan la aparición de patologías. En una publicación de 1983,la Organización Mundial de la Salud describe y resalta los beneficios de la Terapia Floral de Bach. La O.M .S. clasifica esta terapia como método de salud inocuo y preventivo, dentro del apartado de las terapias naturales individualizadas (“Médicine Traditionelle et Couverture des Soins de Santé”, OMS, Genève, 1983, pág. 165).

Preparación

Tintura MadreLa tintura madre se prepara recogiendo flores silvestres y poniéndolas en un bol con agua de manantial, al sol durante unas horas, o bien hirviéndolas durante media hora. Después se mezcla a partes iguales el agua filtrada con coñac, que es un alcohol natural y que actúa como conservante. Los frasquitos de primera dilución, que son los que salen a la venta, se preparan disolviendo en coñac unas gotas de tintura madre.

Frasco de toma individual:
Durante una entrevista se seleccionan los 5-7 concentrados (frasquitos de primera dilución) correspondientes a su situación emocional, considerándose las condiciones físicas sólo como una guía del estado de sufrimiento de la persona. Se ponen 2 gotas de cada Remedio elegido en un frasco-cuentagotas de 30ml., se rellena con agua mineral sin gas, y se añade un poco de coñac o de vinagre de manzana (actúan como conservantes).

El tratamiento de una situación crónica dura normalmente varios meses. En los casos agudos basta una administración de 4-8 semanas.

Para estados pasajeros, se ponen 2 gotas en un vaso de agua y se bebe con frecuencia hasta terminarlo (Ej.: Impaciencia para la irritabilidad, Olivo después de un día agotador, etc…). Si se trata de Remedio de Urgencia, poner 4 gotas.

Instrucciones para la toma de la prescripción individual

Dilución en agua de los Remedios concentrados necesarios.
De no haber instrucciones distintas, la cantidad estándar de ingesta será de un mínimo de 4 gotas 4 veces al día del frasco gotero de 30 ml., preferiblemente debajo de la lengua, pero evitando el contacto con el dosificador. Mantener un poco en la boca antes de tragar.

Si se sueña mucho en los tres primeros días, se reproducen por poco tiempo síntomas de enfermedades anteriores o se agravan inicialmente los síntomas actuales, hay que darle a esto una valoración positiva: se trata de una reacción curativa semejante a la producida cuando tomamos productos homeopáticos. Indica que está en marcha el proceso de transformación psíquica y fisiológica, y en breve empezaremos a experimentar mejoría.

El número de gotas y la frecuencia de las tomas se pueden aumentar a discreción, pero es necesario recordar que la eficacia aumenta con la frecuencia de las tomas, no con la cantidad de gotas.
Si se produce una reacción curativa, lo adecuado es reducir el número de tomas, nunca suprimirlo. Y añadir Remedio de Urgencia.

El Remedio de Urgencia (Rescue Remedy)

Debe ser incluido con los demás cuando se necesite. Puesto que para este empleo se considera como una sola flor, se ponen en la mezcla igualmente 2 gotas.

Si se prepara un frasquito de toma frecuente de 30 ml. sólo con él, se deben usar 4 gotas.

En situaciones agudas, se echan 4 gotas del concentrado en un vaso pequeño con agua u otra bebida, y se da a beber esa mezcla a pequeños sorbos en un periodo de unos 10 minutos. Si no se ha logrado el efecto deseado, se prepara un segundo vaso. Si no se dispone de agua, se puede tomar sin diluir, usando en este caso sólo 2 gotas. Si la persona no puede tragar, se puede administrar también directamente poniendo unas gotas en labios, encías, orejas, sienes, muñecas o articulaciones del codo, en la zona del corazón o sobre la tiroides.

El Remedio de Urgencia líquido (directo del frasco) y/o el Remedio de Urgencia en crema (contiene también Crab Apple) pueden aplicarse externamente en cualquier zona afectada (lesiones físicas, escoriaciones, quemaduras, cortes, luxaciones, contusiones y erupciones repentinas), con muy buenos resultados si se da inmediatamente después de la lesión. Para apósitos, compresas, etc., echar 4 gotas de concentrado en un cuenco con aproximadamente medio litro de agua.

Indicaciones del Rescue Remedy

– Traumas físicos:
Accidente de carretera, accidentes deportivos, accidentes domésticos, picaduras de insectos, ataque de asfixia, ataque alérgico, tras un ataque cardiaco, miedo a extracciones de sangre, miedo a inyecciones, antes de pequeñas intervenciones quirúrgicas, exploraciones endoscópicas, exploraciones ginecológicas, antes y después de las manipulaciones quiroprácticas, de reflexoterapia, etc.

– Situaciones de urgencia psíquica:
Crisis de ansiedad, antes y después de una operación, tras una riña familiar, antes de una discrepancia personal, antes de una entrevista buscando empleo, antes de una despedida dolorosa, miedo a la visita al dentista, miedo a volar en avión, antes de una inauguración, un estreno, un exámen, una conferencia…, tras haber visto una película brutal, tras recibir malas noticias, etc.

El Remedio de Urgencia fue concebido básicamente para un empleo no regular, es decir, para situaciones en que aparece repentinamente un suceso desagradable que desintegra el sistema energético entero. El Rescue produce una reintegración inmediata del sistema psicoenergético y se encarga de que no se produzca o de que se anule la reacción en cadena de las consecuencias del shock. Sirve, en primer lugar, para estabilizar el equilibrio emocional y energético. Una vez alcanzado éste, no se comprueba ningún efecto adicional.

Todas las personas, a cualquier edad, incluso bebés, pueden tomar los concentrados florales de Bach sin inconveniente alguno. No existe peligro de sobredosis. Tampoco se han observado efectos secundarios en más de 70 años por elegir indebidamente los concentrados. Ni su efecto se ve influido por la ingesta simultánea de medicamentos, ni los concentrados influyen en el efecto de los medicamentos, incluyendo los remedios homeopáticos en su forma de alta potencia.Esto vale únicamente cuando se emplea el método prescrito.

Estos Remedios no sustituyen a los cuidados médicos, se debe utilizar el consejo médico o psicológico cuando sea necesario.
Si no se dispone de agua se pueden tomar las gotas directamente del Remedio concentrado, pero debe recordarse a los abstemios que ello representa una toma directa del coñac.

Mantener el producto en lugar fresco, lejos de la luz solar, del calor artificial y de aparatos que emitan radiaciones (Ordenador, TV, Teléfono móvil, etc.).

La eficacia de los Remedios sin diluir en agua se mantiene siempre constante. Una vez diluidos pueden permanecer en buen estado durante 3-4 semanas.

Los animales y plantas también pueden beneficiarse de estos tratamientos.